Home Salud “Luces y Sombras en las Festividades: Abordando la Depresión Navideña con Empatía...

“Luces y Sombras en las Festividades: Abordando la Depresión Navideña con Empatía y Resiliencia”

49
0

Las festividades de fin de año suelen desencadenar una amalgama de emociones. Para algunos, constituyen la época más encantadora del año, repleta de momentos en familia, amistades entrañables y motivos para celebrar. Sin embargo, para otros, este periodo puede convertirse en un momento de melancolía profunda, reflexión, soledad y depresión, agravado por los infortunios que suceden en todo el mundo a lo largo del año, generando así crisis mentales.

¿Qué implica la depresión navideña?

La depresión navideña guarda similitudes con la depresión convencional, pero se desencadena con el comienzo de las festividades, especialmente durante encuentros navideños, grandes reuniones familiares y la participación u organización de eventos sociales. Se asemeja a la llamada “tristeza invernal”, aunque puede manifestarse de forma intermitente, surgiendo y desapareciendo rápidamente entre el término de un evento y el inicio de otro.

Causas de la depresión navideña

  1. Agenda agotadora. La fatiga puede realmente afectar la percepción de uno mismo y de las relaciones cercanas. Cuando el estrés abruma, puede desembocar en la depresión. El Dr. Potter destaca: “Si perteneces a una familia numerosa, coordinar las diversas responsabilidades navideñas y gestionar horarios puede resultar increíblemente estresante, especialmente si tienes hijos”.
  2. Separación o ruptura. Vivir el duelo de una separación amorosa o presenciar la disolución de los padres puede desencadenar una depresión que, con el tiempo, se asocia con la época y se convierte en depresión navideña.
  3. Soledad. Ya sea debido a la pérdida de un ser querido o la carencia de una familia con la cual celebrar las festividades, el aislamiento puede provocar soledad, dolor y depresión, especialmente en una temporada que resalta la importancia de compartir con otros. El Dr. Potter comenta: “Las festividades a veces resaltan lo que sientes que falta en tu vida”.
  4. Dinámica familiar. Muchas personas encuentran las festividades estresantes debido a conflictos y desacuerdos familiares.
  5. Ansiedad social. “Si experimentas ansiedad de manera habitual al participar en reuniones sociales y eventos, conectarte con otros durante las vacaciones puede resultar insoportable y desencadenar emociones”.

¿Cómo enfrentar la depresión navideña?

Las relaciones desafiantes son sometidas a prueba durante las festividades, especialmente en el ámbito familiar, pero existen formas de prepararse. No es necesario sentirse mal durante estas celebraciones. “Es aceptable rechazar una invitación o retirarse de un evento antes de tiempo”, asegura el Dr. Potter. “Establecer límites es crucial; simplemente sé honesto acerca de tu necesidad de asistir, pero también de tu intención de retirarte antes de que concluya”.

Permanecer conectado con otras personas. “Incluso si estás separado de tu familia o debes pasar las vacaciones solo, no es imperativo estar solo durante este periodo”.

Limitar el uso de las redes sociales. Las redes sociales pueden ofrecer una perspectiva distorsionada de la vida de los demás y, por ende, de la propia vida, en cualquier época del año.